Responsabilidad de Twitter: El día que «Elon Musk» te regalaba 10.000 bitcoins (BTC)

Responsabilidad de Twitter: El día que «Elon Musk» te regalaba 10.000 bitcoins (BTC)

Entre uno de los (muchos) temas que han generado revuelo en las redes sociales esta semana, nos encontramos con los conflictivos tuits promocionales que, desde cuentas que se hacían pasar por Elon Musk (u otros personajes “un pelín” extravagantes, como Trump), prometían regalar 10.000 bitcoins (BTC) -lo que vendría siendo unos 50.000.000 de euros[1]-.

Básicamente, nos encontramos con una variante de la típica estafa del “príncipe nigeriano”.

Se pide un poco de dinero a los usuarios (en este caso suele ser entre 0,1 y 0,3 BTC -entre 500 y 1500 euros-) a cambio de devolverle una suma mucho mayor como contraprestación.

(Para profundizar un poco más sobre lo que ha pasado está muy bien explicado en los artículos publicados por Xatakay Verne).

Cualquiera que se fije detenidamente en estos tuits se da cuenta de que realmente las cuentas que los publican no son realmente la de Elon Musk (como se ve en la imagen, en este caso era la cuenta @PantheonBooks -una editorial americana- y no @elonmusk). Sin embargo, si no te paras a mirar tan fijamente el tuit, existen ciertos elementos que pueden dar credibilidad al contenido que se está publicando:

  • En primer lugar, que nos encontramos ante perfiles verificados de Twitter.
  • En segundo lugar, que utilizan el nombre de Elon Musk (o del personaje que sea) y su foto de perfil.
  • En tercer lugar, que son tuits promocionados. Por lo que podemos pensar que Twitter no permitiría promocionar una estafa (ya que lo prohíben expresamente en sus términos).
  • Y, en cuarto lugar, que se utilizan cuentas de personajes extravagantes. Si Elon Musk comercializó un “lanzallamas” … ¿por qué no iba a hacer esto?

via GIPHY

Y así, con estas tácticas, se han conseguido “levantar” unos cuantos miles de euros.

Yo mismo he mirado alguna de estas cuentas falsas en las que se han hecho transacciones por:

Vamos, que en solo tres cuentas que he mirado se han hecho transacciones por unos 48.000 euros, que no es “moco de pavo”…

via GIPHY

Aunque esta actividad se realice utilizando criptomonedas, como ya he dicho, no deja de ser otro modo de realizar una “estafa” clásica, por lo que no tiene mayor interés en este sentido. Si bien es cierto que conllevará una serie de dificultades añadidas (como el descubrir quién es el propietario del monedero al que se realizan las transacciones…).

Por esta razón no nos vamos a parara analizar si existen los elementos del tipo (de estafa u otros) o no. Está claro que se ha cometido uno o varios ilícitos. Por tanto, nos vamos a centrar en algo más interesante y que puede provocar más dudas:

¿Tendría Twitter algún tipo de responsabilidad en este caso?

Para responder a esta pregunta es necesario ir paso a paso; y el primer paso es saber…

 ¿Qué es Twitter?

(desde el punto de vista jurídico, claro)

A nadie se le escapa que Twitter es una red social, como Facebook, Instagram, Linkedin (o como lo era la española Tuenti).

En nuestro ordenamiento no encontramos ninguna definición de red social. Sin embargo, el Grupo de Trabajo del Artículo 29 (un grupo europeo de investigación sobre protección de datos principalmente) realizó en 2009 un dictamen (Dictamen 5/2009) en el que sí las definió y estableció sus características:

Las redes sociales son “plataformas de comunicación en línea que permiten alos individuos crear redes de usuarios que comparten intereses comunes. En sentido jurídico, las redes sociales son servicios de la sociedad de la información, según se definen en el artículo 1, apartado 2, de la Directiva98/34/CE, modificada por la Directiva 98/48/CE. Los SRS comparten determinadascaracterísticas:

– los usuarios deben proporcionar datos personales para generar su descripción o «perfil»;

– los SRS proporcionan también herramientas que permitena los usuarios poner su propio contenido en línea (contenido generado por el usuario como fotografías, crónicas o comentarios, música, vídeos o enlaces hacia otros sitios);

– las «redes sociales» funcionan gracias a la utilización de herramientas que proporcionan una lista de contactos para cada usuario, con las que los usuarios pueden interactuar.”

Por tanto, aparte de definir qué se puede considerar como red social (de una forma bastante amplia que incluiría plataformas -como Youtube o Wikipedia- que realmente no serían redes sociales en sentido estricto) también establece algo muy importante: que son servicios de la sociedad de la información.

Y, por tanto, “Twitter, Inc.” será un Prestador de Servicios de la Sociedad de la Información (PSSI). Y más concretamente, un Prestador de Servicios en Internet (PSI).

Vale, pero… ¿Qué es un PSSI?

via GIPHY

La Ley 34/2002 de Servicios de laSociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI) define de forma muy amplia los servicios de la sociedad de la información, englobando todos aquellos que puedan representar una actividad económica, directa o indirecta, através de internet.

Por tanto, quien presta cualquier servicio por internet y recibe cualquier tipo de ingreso directa o indirectamente (como mediante publicidad) será considerado un PSSI.

Existen dos tipos de PSSI:

Los prestadores de servicios de intermediación

La propia LSSI define a los prestadores de servicios de intermediación en la letra b) de su anexo de la siguiente manera:

servicio de la sociedad de la información por el que sefacilita la prestación o utilización de otros servicios de la sociedad de lainformación o el acceso a la información

Esto quiere decir, básicamente, que serán prestadores de servicios intermediarios aquellos PSSI que

“mantienen una posición pasiva con respecto a loscontenidos en relación con los cuales actúan como intermediarios, sinparticipar en la creación ni en la decisión de hacerlos accesibles”


(DE MIGUEL ASENSIO, P., Derecho Privado de Internet, Thomson Reuters, 2015)

Vamos, las empresas que se limitan a crear un espacio (la web o plataforma) en la que el usuario es libre para publicar su contenido. Esto englobaría a redes sociales o foros; pero también a las empresas de hosting; los buscadores (como Google); o las webs de enlaces (como TripAdvisor)[2], por poner algunos ejemplos.

Y, por otro lado, los demás.

¿Qué supone esta distinción?

Esto es muy importante, porque los prestadores de servicios intermediarios tienen un régimen de responsabilidad especial (arts. 13 a 17LSSI).

Este régimen se reduce, básicamente, a que están exonerados de cualquier tipo de responsabilidad (civil, penal o administrativa) cuando no conozcan que el contenido que hay en su plataforma es ilícito.

En el caso de Twitter estaríamos hablando de los denominados “prestadores de servicios de alojamiento o almacenamiento de datos” cuyo régimen de responsabilidad se establece en el art. 16 LSSI:

Los prestadoresde un servicio de intermediación consistente en albergar datos proporcionados por el destinatario de este servicio no serán responsables por la información almacenada a petición del destinatario, siempre que:

a) No tengan conocimiento efectivo de que la actividad o la información almacenada es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización, o

b) Si lo tienen, actúen con diligencia para retirar los datos o hacer imposible el acceso a ellos.

Por tanto, en principio, Twitter no debería responder por el contenido de los tuits de sus usuarios (a no ser que conozca que alguno de estos es ilícito y aún así no lo elimine).

Ahora, con estas bases podemos analizar el caso que nos toca.

¿Está exento de responsabilidad Twitter en el caso de los falsos tuits de Elon Musk?

exención responsabilidad Twitter

Como hemos dicho, en principio Twitter no debería responder por estos tuits, ya que sería inviable realizar un control total de lo que se publica en su plataforma. De esta manera, cuando los usuarios han informado de esta situación Twitter ha respondido (en ocasiones de forma muy lenta) y ha eliminado dichos tuits y bloqueado las cuentas.

Así, en principio ha cumplido con su propio código de conducta y con la LSSI al actuar así.

Eso podría valer para un tuit normal. Sin embargo, este no es el caso, ya que estamos hablando siempre de tuits promocionados.

Esto supone que Twitter hace un control de contenidos previo a la difusión de la promoción. Entendemos que en este control Twitter debe revisar si el tuit que se pretende promocionar es lícito (al menos comprobando que cumple con sus términos de uso y con su código ético).

En los términos de uso del servicio de anuncios de Twitter (que únicamente se encuentra disponible en inglés, aunque presta servicios en España -incumpliendo así la ley de consumidores-)

se prohíbe la promoción de artículos y servicios ilegales, inseguros y engañosos, incluidas “lasofertas del tipo hágase rico rápidamente”.


Verne

Asimismo, en su código ético se prohíbe expresamente:

  • La apropiación de nombres de usuario: lo que claramente pasa con este tipo de tuits.
  • Y la prohibición del uso ilícito de la web. Es un término muy muy abierto, pero parece claro que el uso que están haciendo estos usuarios es ilícito (en cuanto que posiblemente estén cometiendo varios delitos distintos para realizar esta actividad).

Por tanto, teniendo esto en cuenta, resulta raro que cualquiera de estos tuits haya pasado el control de contenido, aunque solo sea por la apropiación de los nombres de usuario. Estamos hablando de que se ha suplantado la identidad de personajes famosos. Está claro que quien pretende promocionar esos tuits no son ni Elon Musk ni Trump. Portanto, Twitter debería haber impedido la promoción de estos tuits.

De este modo, parece claro que se rompe la exención de responsabilidad. Al tener que pasar un filtro para poder promocionar esos tuits es innegable que Twitter debería haber conocido que su contenido era ilícito y, sin embargo, permitió su promoción, lo que conlleva su mayor difusión.

Ahora bien, que se pase este primer filtro no significa que deba responder sí o sí. Por tanto, llegamos ya a la pregunta que nos ha traído aquí…

¿Twitter puede ser responsable de los daños ocasionados por esos tuits?

Este tema es complicado, pues para que Twitter pueda ser considerado responsable tiene que haber participado de alguna manera en la producción del daño.

Debemos considerar, por tanto, la repercusión que ha tenido el hecho de que esos tuits se hayan promocionado.

Los únicos capaces de conocer realmente esto son Twitter y quienes hayan publicado estos tuits (ya que son quienes podrán accedera las analíticas).

Sin embargo, es claro que la función de la promoción es alcanzar a un público más amplio que a los propios seguidores del usuario que realiza el tuit. Podemos observar algún estudio sobre publicidad en redes sociales para hacernos una idea del alcance que tiene esta forma de hacer publicidad.

Así, resulta que la tasa de conversión de los anuncios en Twitter (el CTR o el porcentaje de clicks que hacen los usuarios al tuit) es la mayor dentrode las redes sociales.

Por tanto, debemos considerar que el que se promocionaran estos tuits tuvo cierta influencia en su difusión masiva y, por consiguiente, en el número de personas que “picaron el anzuelo” y decidieron transferir sus BTC al supuesto Elon Musk.

via GIPHY

Es un tema bastante complicado,pero no sería descabellado defender que Twitter debería responder (siempre de forma subsidiaria) por haber permitido la difusión de una “estafa”.



[1] La letra b) del anexo de la LSSI establece cuatro tipos de prestadores de servicios de intermediarios: (1) los operadores de redes y proveedores de acceso a la red; (2) los proveedores de alojamiento (hosting); (3) los proveedores de copia temporal (caching); y (4) los proveedores que faciliten enlaces de contenidos o instrumentos de búsqueda

[2] Todas las cantidades eneuros que aparecen son las correspondientes al momento en que escribí estepost. Si queréis ver cuánto vale un bitcoin en el momento en que estáis leyendoesto podéis verlo en coinmarketcap.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable TicsLaw .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostalia.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.