¿Cómo proteger la propiedad intelectual en el entorno digital?

¿Cómo proteger la propiedad intelectual en el entorno digital?

Te pasas horas pensando en qué vas a escribir, documentándote, escribiendo y maquetando el contenido para que todo quede perfecto en tu web y, de repente, ves cómo alguien ha cogido tu contenido y lo ha fusilado. Mismo título, mismo contenido, mismas imágenes, y ni una sola referencia al autor original. O sea, a ti.

Esta es una situación que ocurre más veces de las que pensamos. No sólo con blogs, sino con cualquier tipo de contenido (sobre todo con películas y series). De hecho, en 2018 Google eliminó más de 3 millones de enlaces de su buscador en su lucha contra la piratería.

Además, como ya hemos dicho en alguna ocasión, la propiedad intelectual e industrial son activos muy importantes a la hora de plantear un proyecto, por lo que es importante saber cómo protegerlas.

De este modo, hemos decidido dejarte unos consejos para proteger tu contenido en la red:

¿Cómo protejo mi obra desde el momento de la creación?

1. Firma la obra

via GIPHY

Como ya sabes, la protección de la Propiedad Intelectual (a diferencia de la Propiedad Industrial) surge desde el nacimiento de la obra como así lo establece el art. 1 LPI:

La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.

De este modo, es muy importante que, al crear una obra, trates de dejar claro que tú eres su autor, ya que será a ti a quien se le atribuirán los derechos de propiedad intelectual. En este sentido, el art. 6 LPI establece que:

Se presumirá autor, salvo prueba en contrario, a quien aparezca como tal en la obra, mediante su nombre, firma o signo que lo identifique.

Por esta razón es muy importante firmar (en sentido amplio) tu obra. Si estableces que eres el autor en la propia obra será más difícil que alguien se atribuya la autoría.

2. Registra tu obra

via GIPHY

Sabemos que no es necesario, pero, como dice el refrán: «mejor prevenir que curar»

Registrar la Propiedad Intelectual sirve para tener una prueba de que eres el autor de una obra. Aunque cabe prueba en contrario, es una forma de tener una presunción sobre tu autoría (art. 145 LPI).

Así, caben varias posibilidades para registrar tu obra:

Registros de la Propiedad Intelectual:

son registros públicos (como el mercantil o el de la propiedad) que dependen del Ministerio de Cultura. Existen varios registros en determinadas Comunidades Autónomas y un Registro Central para las demás. Existe también un Registro General que se encarga de organizar y dirigir todos los registros. El registrar tu obra en uno de estos registros únicamente sirve para el territorio español. Como establece la LPI, los Registros se encargan de calificar las solicitudes antes de proceder a las anotaciones, lo que hace que la presunción de tu autoría sea más fuerte a la hora de hacer tus derechos posteriormente.

Registros privados:

son empresas o entidades que, como terceros imparciales, tratan de certificar que cierto contenido te pertenece. Esta certificación pueden hacerla mediante sistemas de firma o de sellado de tiempo (como las certificaciones que establece el Reglamento de Firma Electrónica eiDAS).

Safe Creative:

es un Registro privado que merece mención específica. Este servicio tiene validez en todos los países firmantes del Convenio de Berna, es rápido y sencillo. Es realmente recomendable para proteger contenido en línea.

Registros mediante blockchain

Estos últimos años han ido apareciendo alternativas a los servicios que hemos descrito arriba que utilizan tecnología blockchain. En esta entrada de criptonoticias podemos ver varios ejemplos.

3. Inserta DRMs (Digital Right Management o gestores digitales de derechos) en tus obras.

Si no quieres que nadie copie tu obra, siempre tienes la posibilidad de introducir DRMs:

Los DRM son herramientas encargadas de gestionar el acceso a contenidos digitales con la finalidad de proteger los derechos de propiedad intelectual (derechos de autor, derechos adquiridos contractualmente, u otros derechos afines) que recaen sobre ese contenido digital. De este modo, protegen los contenidos digitales incluyendo mecanismos para comprobar y validar si un usuario tiene derecho a acceder a tal contenido o no

(vid. RAMOS SIMÓN, L. F., “La gestión de derechos de autor en entornos digitales, un reto para las bibliotecas y centros públicos de información”, en Revista General de Información y Documentación, Vol. 12, núm. 1, 2002, pp. 257-277 (https://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/viewFile/RGID0202120247A/10205)

Estos sistemas de gestión de derechos son muy utilizados en e-books o videojuegos. Son sistemas que pueden ir desde un código informático cuya única finalidad sea que no puedas hacer copia del contenido, hasta sistemas más complejos que incluso rijan la forma o el terminal en que puedes utilizarlo (por ejemplo, los libros electrónicos de Kindle).

Existen muchos tipos de DRM, como los duros y los sociales o blandos y muchas alternativas.

Sin embargo, los DRM duros pueden llegar a dificultar la experiencia del usuario y llegar a extralimitarse en la protección al rebasar los límites que establece la Ley de Propiedad Intelectual, como el límite de la copia privada (art. 31 LPI). Esto hace que la concepción de este tipo de DRM no sea muy positiva…

A pesar de esto, si quieres proteger tu contenido digital es una opción a tener en cuenta.

4. Evita que copien y peguen tu contenido

via GIPHY

Una forma de evitar que plagien el contenido de tu web es inhabilitando la opción de copiar y pegar. Puedes hacerlo:

Después de esto solo queda pasar a la acción y saber cómo identificar una vulneración de tus derechos de PI y cómo defenderte contra ello, pero tendrás que esperar a las próximas entradas…


Imagen por Brett Hondow. Vía Pixabay

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable TicsLaw .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostalia.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.